COALSACK NEBULA

Johanna Rose & Diego Montes Duo

Gerardo Dirié (1958, Argentina):Noctuary (2017) for viola da gamba and bass clarinet.Johann Sebastian Bach (1685 –1750):Cánones Art of the fugue and The musical offeringHilda Paredes (1957, México):Estrofas del viento (2019)  for viola da gamba y clarinet. Charged by the Agencia Andaluza de Instituciones Culturales.Ramón Gorigoitía (1958, Chile):Viento Sur (2019) for viola da gamba and clarinet. Todas las composiciones están dedicadas especialmente a Diego Montes y Johanna Rose.Johanna Rose Viola da gambaDiego Montes Clarinete

UN DIÁLOGO QUIMÉRICO: VIOLA DA GAMBA Y CLARINETE Al igual que el dinosaurio y el ser humano, la viola da gamba y el clarinete no tuvieron la oportunidad de coexistir. Cuando el clarinete nace, impulsado como el talismán de los últimos años de Mozart, la viola da gamba languidecía, a un paso de desaparecer del escenario. Hubo que esperar hasta la mitad del siglo pasado para que su sonido, impregnado de ecos inusualmente humanos, emergiera con una energía insospechada, impulsada por un puñado de profetas del historicismo aplicado a la música antigua.

Pero al igual que, gracias a la cámara oscura del cine, se nos permite contemplar la convivencia imposible de dinosaurios y humanos, también la ciencia ficción aplicada a la música nos consiente disfrutar, con la entera satisfacción de lo imprevisto, del encuentro en un mismo escenario entre la viola da gamba y el clarinete. Probablemente estamos ante un caso único, ante una especie inédita de plantilla instrumental: un estreno absoluto no solo de obras, sino también de formato.A la llamada inesperada de la violagambista Johanna Rose y del clarinetista Diego Montes han acudido los autores Gerardo Dirié (Córdoba, Argentina), Hilda Paredes (Tehuacán, México) y Ramón Gorigoitía (Valparaíso, Chile), a cuyas obras, cálidas y palpitantes como toda criatura recién nacida, se une como bisagra intemporal el nombre de Bach con sendos cánones extraídos de El arte de la Fuga y de Una Ofrenda Musical, adaptados a los dos instrumentos con entera libertad tímbrica, tal como estableció Johann Sebastian Bach, maestro supremo de la combinatoria instrumental abierta.Ellos, intérpretes y autores, propician este insólito diálogo entre dos instrumentos desconocidos entre si, con la finalidad de estrenar un nuevo formato ilusorio y utópico: una quimera minuciosamente urdida por autores de nuestro tiempo y por intérpretes sin prejuicios; un mosaico de piezas llegadas de todos los mundos posibles para un encuentro que solo la fantasía puede hacer factible. Ya nos lo adelantó otro maestro de lo impredecible, Augusto Monterroso (Tegucigalpa, Guatemala), mientras nos lanzaba su famosa cápsula de tiempo imaginario: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.Texto: Manolo Ferrand en Sevilla, febrero 2019